Vídeo Marketing: la estrategia que está arrasando

El vídeo marketing es una técnica que consiste en usar contenido audiovisual para alcanzar unos objetivos. Este método integra el uso del vídeo en la estrategia digital de la marca con el fin de maximizar los resultados en marketing digital.

 

Cambio en el comportamiento del usuario

 

Debido a la evolución tecnológica, los dispositivos que el usuario utiliza y su modo de consumir contenido han cambiado. En este contexto, el vídeo es un medio que se adapta perfectamente a las necesidades y al comportamiento de las nuevas generaciones, las llamadas Generación Z y Generación Y.

En una sociedad saturada de información, el público prefiere obtener conocimientos realizando el menor esfuerzo posible y, si es de manera entretenida, mejor. Esta inclinación se refleja en el hecho de que el material audiovisual es tan bien recibido hoy en día que ya supone el 78% de todo el contenido que se consume en la red.

Esta tendencia tan marcada debe ser aprovechada por las marcas, que tienen que pensar siempre en el comportamiento de su público objetivo. Según un estudio reciente de Hubspot, el 81% de las marcas ya incorporan el vídeo marketing en su estrategia actual. Con el fin de ofrecer contenido de calidad, muchas de estas empresas contratan los servicios de una agencia de marketing y comunicación para que ejecute la estrategia dentro del plan de marketing de contenidos de la compañía.

 

¿Cómo diseñar una estrategia de vídeo-marketing?

 

Como en toda estrategia, es importante definir previamente algunos elementos que resultan clave en la implementación del vídeo en la estrategia de marketing digital de la marca.

-Delimitar los objetivos. Ya sea atraer tráfico al sitio web, mejorar la imagen de marca o generar conversiones, debemos tener claro qué queremos conseguir para poder diseñar la estrategia y que esta garantice resultados.

-Conocer el público. Es de vital importancia saber los intereses, necesidades y deseos de nuestra audiencia para ofrecerle algo acorde con sus gustos y conseguir conectar con esta.

-Elegir el tipo de vídeo. En función del comportamiento de nuestro público y del mensaje que queramos transmitir, realizaremos un tipo de vídeo u otro. Algunos de los modelos de vídeo que existen son: vídeo corporativo, de portfolio, demostrativo de productos o servicios, publicitario, testimonial, vídeo tutorial o vídeo blog. Cada día circulan por la red millones de vídeos, así que debemos intentar ser diferentes para captar la atención del usuario.

-Seleccionar temas y plataformas. El vídeo debe adaptarse a la naturalidad de las plataformas que escojamos para difundir nuestros contenidos audiovisuales. Los parámetros de duración, formato y temas tienen que ajustarse a las características de la plataforma. En cuanto al tema del vídeo, este debe adecuarse a los intereses de nuestro público.

 

5 razones por las que deberías incorporar el vídeo en la estrategia de contenido de tu marca

 

Una marca debe conservar su esencia para obtener éxito, pero también es imprescindible que se adapte a las nuevas tendencias para poder ofrecer aquello que los usuarios desean. Lo mismo pasa en la manera de comunicarse con ellos y de promocionar sus productos o servicios. El consumo de contenido audiovisual ha irrumpido con fuerza en la gran mayoría de la población, así que esta preferencia debe aprovecharse para conectar con el público objetivo.

A continuación, te dejamos una lista de los motivos por los que deberías apostar por el vídeo marketing:

  1. La tendencia manda: los datos evidencian que el vídeo es el contenido por excelencia en la forma de consumo actual de los consumidores: fácil y rápido de consumir. La realidad es que el vídeo gusta y atrae, y los deseos de los usuarios deben ser aprovechados con habilidad por las marcas.
  2. Aumenta la interacción: el contenido compartido a través de las redes sociales en formato vídeo obtiene más respuestas y comparticiones que el contenido tradicional. Según un estudio de Adelie Studios, el poder de propagación del vídeo es enorme al alcanzar un 1200% más de comparticiones que la combinación de texto e imagen.

  3. Favorece el engagement: difundir mensajes vía video permite conectar de manera directa y emocional con los usuarios. Los recursos que este formato permite utilizar, como imágenes, voz en off o música, hacen que el contenido pueda impactar, emocionar y conectar con la audiencia.

  4. Conlleva beneficios: los datos muestran de forma clara como el uso de la imagen y el sonido tienen un impacto positivo en las ventas. Las ratios de conversión se incrementan considerablemente debido a que el formato genera confianza, aporta valor y da una mayor visibilidad.

  5. No requiere grandes gastos: realizar un vídeo que transmita mensajes que la empresa quiere proyectar a su marca requiere creatividad, pero no implica tener que hacer una gran inversión. Incluso se pueden realizar vídeos efectivos de manera gratuita.

¿Quieres incorporar el vídeo marketing a tu estrategia digital y beneficiarte del éxito que proporciona esta técnica? Ponte en contacto con nosotros y explícanos tu caso para que podamos ayudarte a lograr tus objetivos.