La nueva Ley Europea sobre Copyright, un cambio de paradigma

La nueva Ley de Copyright ha sido aprobada por la Eurocámara con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones. A partir de ahora, la forma de crear contenidos en Internet cambiará totalmente. ¿Qué pasará?

Después de dos años de negociaciones y polémica, ayer 26 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó la nueva Directiva sobre Copyright

Nos encontramos ante un cambio de paradigma que afecta a la línea de flotación del concepto de Internet tal y como lo entendemos hasta ahora. La nueva normativa modificará la forma en que las grandes corporaciones (Google, Youtube, Facebook, Instagram…) gestionan los contenidos que ofrecen a través de sus plataformas.

La anterior Directiva, del año 2000, establecía un sistema de puerto seguro o inmunidad para los proveedores de contenidos (Proveedores de Servicios de Contenidos en Línea según la nomenclatura de la Directiva). Es decir, los proveedores no eran responsables de los datos trasmitidos por sus usuarios, estableciéndose así un sistema de denuncia y eliminación posterior del contenido, el cual ha funcionado hasta ahora.

 

¿En qué consiste la nueva ley de Copyright?

 

Con la nueva norma, se acabó este puerto seguro para los proveedores de contenidos. A partir de ahora, serán responsables directos de las vulneraciones de derechos de autor que los usuarios publiquen en sus plataformas. El temor ante un aluvión de denuncias forzará a los grandes de Internet a elevar el nivel de filtrado de sus algoritmos de control de contenidos. Inevitablemente este hecho hará que se bloquee un mayor número de contenidos, ya que los algoritmos de reconocimiento y las Inteligencias Artificiales aún no están totalmente desarrollados.

Asimismo, la Unión Europea busca que las grandes corporaciones lleguen a acuerdos de licencia con las entidades colectivas de gestión de derechos y paguen un canon razonable por el uso de contenidos con copyright, que revertirá en sus autores.

En España tuvimos una experiencia parecida en 2014 con la Ley de Propiedad intelectual y el canon AEDE para los agregadores de contenidos, todos recordamos cómo acabó el asunto. Google News suspendió su servicio en España y los diarios digitales perdieron posicionamiento y visitas en sus webs.

La nueva Directiva Europea establece unas directrices más flexibles que nuestra Ley de Propiedad Intelectual de 2014. El fin que persigue es lícito: que los autores reciban una compensación por el uso de sus obras en las plataformas online. ¿Asumirán las nuevas reglas del juego los gigantes de Internet? El tiempo nos dará la respuesta, en dos años como máximo los países europeos deberán transponer la Directiva a su normativa interna.

¿Quieres saber si la nueva normativa afecta a tu negocio online? Ponte en contacto con nosotros y explícanos tu caso.