¿Qué es un manual de identidad corporativa y cuál es su importancia?

Un manual de identidad corporativa es un documento en el que se recogen todas las directrices a seguir para tener una imagen coherente y expresar de forma uniforme la identidad corporativa de la marca, empresa o negocio.

La finalidad de este documento, ya sea físico o digital, es mantener siempre la misma línea de presentación y coherencia a la hora de proyectar nuestra marca o empresa en cualquier formato. De la misma forma, también es necesario compartirlo con aquellos proveedores para que apliquen la imagen de marca correctamente. Hablamos de logotipo, tarjetas de visita, carpetas corporativas, banners, anuncios... Todo aquello que comunique nuestra marca.

 

¿Por qué mi empresa necesita un manual de identidad corporativa?

 

Son muchas las empresas que hoy en día no cuentan con un manual de identidad corporativa, posiblemente porque desconocen la importancia de mantener y respetar las líneas gráficas de la imagen de marca. Además, de todo el potencial que les puede aportar a nivel de identidad visual y notoriedad de marca.

Disponer de un manual corporativo es imprescindible a la hora de gestionar una marca por diferentes razones. En primer lugar, nos muestra cómo es nuestra identidad visual y, por lo tanto, facilita el desarrollo de la expresión gráfica de la marca y nos sirve como pauta donde establecer unas normas a seguir. Del mismo modo, también ayuda a definir la imagen que la empresa desea transmitir a su público y hace que la marca sea reconocible e inconfundible.

 

¿Cuáles son esos elementos y qué información debe incluir un manual corporativo?

 

  1. Logotipo: es un elemento esencial al formar parte de la marca y ayuda a que esta sea reconocida fácilmente. Por este motivo, debemos respetar siempre la zona de seguridad para el correcto posicionamiento del logotipo dentro de cualquier composición gráfica y el uso mínimo del logotipo conservando su adecuada visibilidad.

 

  1. Color y derivaciones del logotipo: el color es otro elemento fundamental para identificar la identidad visual corporativa, ya que la aplicación de estos colores debe mantenerse constante en la medida posible. En esta sección es fundamental incluir una muestra de los colores corporativos y sus referencias correspondientes para material impreso y pantalla, así como el uso incorrecto del logotipo mostrando algunos ejemplos de cómo no debe aplicarse.

 

  1. Tipografía: cada marca tiene su propia combinación de tipografías corporativas. En este apartado se suele mostrar todos los caracteres que la forman desde la A a la Z y los números del 0 al 9. Normalmente se compone de una tipografía primaria, la cual es importante que no se altere y se mantenga en todos los casos igual, y una tipografía complementaria utilizada en diferentes formatos, sobre todo en entorno on-line, PowerPoint, web, etc.

 

  1. Piezas de papelería: en esta área se muestra el diseño de los soportes corporativos de la empresa, en los cuales se incluyen tarjetas de visita, papel de carta, sobres, etiquetas, carpetas de empresa personalizadas, etc.

 

  1. Aplicaciones: esto ya depende de cada proyecto o cliente, pero si la empresa desea un manual corporativo más completo, se pueden incorporar algunos elementos extra de aplicaciones. Como por ejemplo la firma para e-mail, la plantilla básica para una presentación corporativa, así como merchandising personalizado.

 

En resumen, es importante que toda empresa cuente con un punto de referencia a la hora de gestionar su marca para crear una identidad corporativa propia. Al fin y al cabo, lo que buscamos diseñando un manual corporativo es definir y posicionar la marca a través de los diferentes elementos gráficos diseñados para distinguirnos de la competencia y poder ser reconocidos a primera vista.

Si necesitas asesoramiento para definir el manual de identidad de tu empresa o negocio, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.